Viernes, 31 de Marzo de 2017

Senderos y paseos

Es una actividad recreativa que se desarrolla en el medio natural, que de una forma encauzada contribuye así a la conservación y protección del entorno ambiental. En nuestro municipio existen diversos senderos que nos permiten conocer de una forma relajada los elementos patrimoniales y naturales, además de poder descubrir lugares donde el progreso no ha llegado.
Los senderos “oficiales” de la Alpujarra de la Sierra son cuatro, y discurren entre los parajes más genuinos y mejor conservados de la singular comarca. Caminos por los que, desde hace siglos, han transitado los habitantes de esta tierra, mercaderes y viajeros.

Senderos locales

Descargar mapa de senderos

Senderos locales

Cada uno de estos senderos nos hace disfrutar del sonido, del paisaje o la flora y fauna autóctona de nuestras montañas y del rico y variado patrimonio de vías pecuarias que la Alpujarra ha acumulado a su larga y dilatada historia como lugar de encuentro de las culturas romanas, árabe y cristiana.
Al recorrer estos senderos podemos admirar el sistema de regadío, con el complicado sistema de acequias de careo en los que se guía el agua a las simas para que después salga en los nacimientos de la vega y en los pueblos. Este sistema de acequias y riego se conserva en Yegen y Mecina Bombarón después de casi 800 años en perfecto estado, asicomo los nombres de los pagos y las simas (sima de los llanillos, la del tejar, la de los barranquillos…) igualmente perviven los términos que se usaban para el riego (melga de agua, brazal, mua, recalío…)y las balsas para administrar el agua de los pagos como la del castillo, la de las arroyadas, la fuente merino, estepares, arraices, señal,…
Los senderos según en la época del año que se realicen ofrecerán una vivencia distinta, podremos disfrutar de ellos todos los días del año, y en primavera podremos admirar las impresionantes cascadas de agua que se forman debido a los deshielos de Sierra Nevada. Los senderos están perfectamente señalizados por los que el recorrido resultará sencillo de seguir.

EL SENDERO DE LAS ACEQUIAS

Este sendero es un fiel reflejo de la forma de vida de los moriscos con el agua siempre presente. Comienza en la parte más alta del pueblo en el barrio de la plaza vieja y pasa por el “brocal” de la “balsa del Castillo” en dirección al paraje de “Castañías” pasando por “los llanos”, los barranquillos, etc. Caminando por el borde de las acequias contemplamos barrancos de aguas limpias y cristalinas, nos encontramos con nacimientos de aguas agrias de los que cuentan infinidad de historias sobre sus propiedades medicinales.
Caminando por estos senderos podemos ver masas frondosas que producen una enorme frescura al paseo, encontramos frutos silvestres y castaños centenarios, que además de su fruto nos brinda también poder ver al “cinarrerde” que hace su nido de barro y brocilla muy parecido a un cono, los colorines que eligen los álamos y acolchan el nido con la flor que este árbol desprende en primavera, la paloma torcaz, los cabecinegros, los gorriones, los cucos, las urracas y los pajaricos de las nieves junto a otras muchas especies forman parte del amplio grupo de aves que habitan estas sierras.

EL SENDERO LAS ENCINAS

Caminando sobre el puente romano, por el Camino Real de las Hoyas y entre ancestrales encinas, uniremos Mecina Bombarón y Yegen. Mecina conserva intacto su viejo puente del antiguo “Camino Real” que unía Almería con Granada. Algunos atribuyen origen romano a esta reliquia arquitectónica, considerada en el pueblo como un auténtico monumento local. Esta situado por debajo del puente moderno de actual tránsito, y contrasta con este por su singularidad y estilo. Es de un alto valor arquitectónica y posee una gran antigüedad, además de ser el único de la comarca que pervive inmóvil en el tiempo. El recorrido atraviesa los parajes de la Sierra durante 5 km. por los que podrá observar multitud de tipos de vegetación y de especies animales como la cabra montes o el jabalí.

EL SENDERO GERALD BRENAN

Yegen conocido universalmente por el hispanista inglés Gerald Brenan que vivió en este pueblo durante varios años relatando en su magistral obra “Al Sur de Granada” las costumbres, tradiciones y la vida de sus habitantes, ha dedicado el nombre del autor a una conocida ruta que pasa por la parte baja del pueblo. El recorrido se inicia en la que fue casa del inglés y atravesando el pueblo hasta lo más hondo, llegaremos a la fuente camellona. Desde este lavadero comienza uno de los caminos mas recorridos y recordados por el escritor inglés, que gustaba de dar largos paseos en los que apreciar el gran valor de la ecocultura local. Siguiendo en este camino las señales que identifican el sendero bajaremos hasta el llamado Peñon del Fuerte, fortaleza del siglo XI en la que se refugiaron los últimos moriscos de Yegen. Gerald Brenan se refiere a la Piedra Fuerte en varios pasajes de su libro, atribuyendo su fundación a antes de la época musulmana: “ la Piedra el Fuerte, una roca aislada que un día sostuvo un castillo moro y que en la actualidad cobija a una familia de gatos salvajes. (…) Es una roca inmensa, de cima plana, con una extensión de unos quinientos metros cuadrados cuyos costados verticales se levantan hasta unos quince metros por encima del valle.

SENDERO LA SALUD

En tan escasa distancia sorprenderá la diversidad de parajes, atravesaremos en la subida tierras yermas para descender bajo la sombra de castaños centenarios. El inicio del recorrido se sitúa en un pequeño camino detrás del Hotel El Rincón de Yegen, mientras que paseamos por este vistoso camino observaremos los distintos cortijos algunos centenarios y otros más reciente que se funden con la Sierra. Antiguamente los cortijos servían de lugar de reposo para los agotados pastores de la Sierra que tenían libre entrada en éstos aunque no fueran de su propiedad, era un recinto con una o dos habitaciones y una chimenea en estos no había agua corriente ni electricidad. Actualmente los cortijos son auténticas casa que vecinos del pueblo tanto extranjeros como lugareños construyen únicamente para disfrutar del entorno y del paisaje de la Sierra. Siguiendo la ruta nos encontraremos con una gran balsa conocida como “La Señal”, en la que muchos vecinos del pueblo acudían para bañarse.

Ruta Aben Aboo por tierras de moriscos (por Yegen, Mecina y Golco)

El GR-7 es el sendero europeo de gran recorrido que parte desde Grecia y tras atravesar varios países, llega hasta Gibraltar. Su entrada en España se produce por Andorra, a partir de este punto en los elementos identificativos figurarán las siglas GR-7 E-4. El sendero transcurre en la Alpujarra por caminos y veredas cargadas de historia, leyenda y belleza natural, haciendo de este tramo un paradigma de los valores y esencias del senderismo.

Desde el barrio de arriba bajaremos, pasando, debajo de la fuente de los tres caños, por la casa donde vivió Gerald Brenan ” por espacio de siete años”, como nos indica la placa colocada en su fachada.
En el barrio mas bajo del pueblo cruzaremos por la plaza del ayuntamiento donde se sitúa su Iglesia para llegar a la plaza de la Ermita con su fuente hexagonal en medio. De ella sale un camino entre huertas y olivos que nos llevará al cementerio del pueblo, y desde aquí una pista de tierra nos conducirá a la cortijada de Montenegro.

Paisaje árido, ensombrecedor, roto. Lomas, ramblas y cárcavas se entrecruzan cubriendo todo lo que vemos hacia el sur hasta perderse en el fondo de la Contraviesa. Esta sierra está coronada por el Cerrajón, a sus pies divisamos el pueblo de Jorairátar.

Dejamos por la pista los desvíos que nos encontramos a la izquierda: primero uno más perdido, luego otro que por unos olivos lleva a unos cultivos encima de un cerrete, y un tercero que baja junto a un cortijo con su alberca. A continuación cruzaremos el barranco de los Quiebros. Se reconoce porque bajo una higuera tiene unos pequeños bancos de obra. Si nos adentramos un poco en él, beberemos de un hermoso nacimiento: nos encontramos en el Salto del Gitano. La pista pasa por restos de una yesera y nos introduce en Montenegro, una cortijada rodeada de olivos.

El caserío de Montenegro lo componen una Ermita moderna, un cortijo grande sobre un cerro y varios cortijos diseminados, de los que se encuentran habitados dos de ellos: el llamado cortijo Bartolo donde viven dos hermanos ganaderos y otro en el que viven madre anciana e hijo, todos dignos de saborear.
Junto a la acequia, una flecha de indicación nos avisa que tenemos que dejar la pista que traemos y tomar una vereda que sale a la derecha. En este lugar ya se divisan las casas de la población a la que nos dirigimos: Golco. La acequia que en un principio acompaña la vereda nace de la fuente de Montenegro que es un hermoso chorro de agua que emana entre las rocas (aquí nos encontramos terreno calizo). Debajo una alberca almacena sus aguas.
Al salirnos de todo este arbolado que alimenta la fuente, pasamos por los pies del cortijo Miguel, corral con la base de piedra y encima construido de ladrillo y bloques. Tomamos la vereda de abajo que es la que va por el camino del Fresnillo y nos lleva a la vertiente del río Mecina. La loma de enfrente se encuentra cubierta de vegetación y poblada con dos núcleos: El Golco y Mecina Bombarón.

Al llegar al río nos acercamos a la parte alta de la chopera porque allí junto a unas mimbres suele estar el puente. Tras cruzarlo descendemos unos metros para subir enfrente sobre una vereda empedrada al principio, en la que se muestra lo que era esta calzada.
Enseguida salimos a una pista que la dejamos para seguir a la derecha por un camino tradicional: La vereda, que sale junto a unas pitas, pasa por la era de Golco Baja y tras subir por la Cuesta de Golco desemboca en la pista, esta de color grisáceo – azulado al atravesar por una zona de launa.
Antes de llegar a Golco una fuente a cada lado del camino nos aliviará el haber subido desde el río en un Km, 150 mts de desnivel. La fuente baja que está escondida al otro lado del camino, está más sabrosa que la otra hermana que está enfrente a la izquierda.
La plaza de Golco está sombreada por una hermosa catalpa y regida por una de las más antiguas Iglesias de la zona.

El camino que nos une a Mecina Bombarón lo tomamos unos metros antes de esta plaza por un carril cementado. Este lo dejamos a la derecha en su primera curva y seguimos por una vereda repleta de vegetación y refrescada por una acequia hasta adentrarnos en el pueblo de Mecina. Famoso por sus cultivos de habichuelas y sus exquisitas manzanas de invierno.

A LA INVERSA.

Si fuéramos de Mecina Bombarón a Montenegro bajaremos 300 m de desnivel, por lo tanto tardaremos menos tiempo que si lo subiéramos.
Tanto en Mecina como en Golco se tiene que atravesar el pueblo hasta la parte mas baja, que es de donde sale el sendero. (De Mecina a Golco y de Golco a Montenegro, respectivamente).
A partir de Montenegro solo tendremos que seguir la pista en dirección NE, ya que si tomáramos a la derecha, al SW, bajaríamos a Yátor. En Yégen se subirá por el pueblo hasta la carretera en dirección NE. Veremos que cuando se pasa la loma y se divisa Válor, encontramos la vereda que baja a Cuesta Viña. Desde aquí seguimos tan solo el camino asfaltado y luego una pista para llegar a Válor.

Excursiones

Vivir la naturaleza al mismo tiempo que se disfruta practicando los deportes favoritos es muy fácil en la Alpujarra, ya que el turista se encuentra inmerso en el medio natural con el que convive desde el amanecer hasta la puesta de sol.
La altitud de estos parajes, las abundantes masas forestales y las corrientes de agua, proporcionan un clima fresco y agradable que invita, a quienes de ello disfrutan, a realizar excursiones de uno o más días que discurran entre la baja y la alta montaña. La presencia de refugios, albergues y áreas de acampada en la zona y la cercanía entre municipios, permiten realizar excursiones diversas. Una mochila, una gorra y unas buenas botas pueden ser suficientes para disfrutar de una agradable excursión.
*Para los amantes del riesgo, la zona ofrece gratas sorpresas: laderas escarpadas en las que practicar la escalada y las ascensiones a la Sierra.

RECORRIDOS

Desde Mecina Bombarón y Yegen existen multitud de caminos, que nos harán disfrutar del paisaje y la flora autóctona de nuestras montañas. Son rutas utilizadas por los vecinos del pueblo por lo que no están señaladas como los senderos. Por lo que es una actividad alternativa a la de los senderos establecidos.

Recorridos Mecina Bombarón:
* Saliendo por la parte oriental del pueblo podemos echar a andar por la Acequia de los Molinos que pasa entre esplendorosos castaños centenarios y por encima del barranco del río de Mecina. Volveremos al pueblo posteriormente por la acequia Alta pasando por la Balsa del Castillo hasta llegar a la Plaza Vieja de Mecina.
*Un paseo interesante es el que nos lleva al barrio antiguo de las Mezquitas

Recorridos en Yegen

* En Yegen podremos gozar de un precioso entorno natural siguiendo el camino a pie de los Molinos que llega al Tajo del Cirio y al Sillón del Moro, “piedra que tiene la forma de un pequeño sillón”, desde donde se toma el camino del Almendral que baja hasta el Peñon del Fuerte, este peñon posee ruinas de un fuerte musulman que popularmente consta fue habilitado en el interior de la roca. Luego volveremos por el camino del Laerón llegando hasta la fuente pila y después al lavadero “la camellona” entrando por el barrio bajo del pueblo.
*Desde el Barrio bajo podremos seguir el camino a Montenegro pasando por el Salto del Gitano, denominado así por ser un territorio muy abrupto y hasta hace poco prácticamente inaccesible. Actualmente podemos ir en coche o a pie, a la llegada de Montenegro nos desviaremos dirección Golco para ver el fascinante nacimiento de agua que brota espontáneamente del interior de una roca, podremos volver al pueblo por el camino anterior que sería lo más corto o siguiendo la ruta del GR7, que llega hasta Mecina Bombarón, pasando antes por Golco, siendo este un camino más largo, pero de una especial belleza para todos los excursionistas. También podemos hacer una visita volviendo atrás hasta el pequeño rincón llamado Yátor.

Rutas en bicicleta

Los aficionados a las dos ruedas pueden disfrutar del Parque Natural atravesando los caminos y las pistas que unen los distintos pueblos.

Rutas a caballo

Antiguamente los caballos, mulos y burros eran el único medio de transporte y carga del que los lugareños podían disponer. Como consecuencia la red de sendas y caminos están totalmente adaptadas al tránsito de estos animales, constituyendo esta zona un paraíso para el disfrute de esta actividad. Recorrer viejas rutas a lomos de un caballo puede suponer, para algunos, revivir costumbres y tradiciones de épocas pasadas.

Esta web utiliza cookies. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies? Aceptar