martes, 22 de mayo de 2018

Panadero, Jamonero y Agricultor

Un vecino de Mecina Bombarón, Miguel Romera, además de elaborar pan a media noche y venderlo por su pueblo y también por Yegen y El Golco, trabaja también en su secadero de jamones y en su gigantesca finca para producir pistachos de gran calidad

Miguel Romera en su secadero de jamones de Mecina Bombarón.

Ver mas información de Jamones Alpujarra de la Sierra

Se llama Miguel Romera Mingorance, nació en Mecina Bombarón hace 54 años, y se dedica a la elaboración de pan casero en su tahona y a la venta de jamones de gran calidad de su secadero. Su padre José y su madre Carmen se dedicaron a la agricultura. Miguel pudo ir a la escuela y a corta edad comenzó a ayudar a su familia en el campo. El servicio militar lo realizó en San Fernando.

Miguel Romera, estando soltero, instaló su panadería en 1985 en la Calle los Manzanos. En 1986 contrajo matrimonio con Adelaida y fruto de esta unión nacieron una niña (que tiene 27 años) y un niño (que tiene 22 años). Al principio en Mecina Bombarón existía otra panadería. Miguel también se acerca a vender pan a Yegen y El Golco. Las tortas de aceite que elaboran son también deliciosas.

El secadero de jamones, situado junto a una entidad bancaria, la Fuente de San Miguel y la carretera, lo abrió Miguel Romera 1998. En Mecina Bombarón solo existe este lugar donde se curan unos 2.000 jamones de manera artesanal. También trabaja este negocio a maquila con matanzas caseras. Miguel Romera apostó también por este secadero de jamones gracias a un jamonero de Trevélez. Los jamones, según su peso, cuando salen al mercado tienen entre 12 y 24 meses de curación. El kilogramo de jamón lo vende entre los 7 y 9 euros.

Entre la tahona y el secadero de jamones a Miguel Romera le queda poco tiempo para descansar. A las diez de la noche suele acostarse y a las tres y media de la madrugada se levanta para hacer el pan. Su esposa le ayuda en todo momento. Miguel Romera, el panadero, jamonero y agricultor de Mecina Bombarón, también posee ocho hectáreas de terreno que planta de pistachos desde hace cuatro años.

Según el ‘incansable’ Miguel Romera, “yo he apostado mucho por el turismo en Mecina Bombarón pero este pueblo posee también en su campo una gran fuente de riqueza. Bajo mi punto de vista, los que mandan en el Parque Protegido de Sierra Nevada deberían de ser un poquito más flexibles con la agricultura que hay en estos pueblos de alta montaña, porque ponen muchas pegas, y claro, la gente joven que podía vivir del campo en su tierra, tiene que emigrar y claro, los pueblos se están quedando con menos población”.

Miguel Romera dijo también que “Mecina Bombarón es un pueblo muy rico en agricultura pero se está quedando sin gente dedicada al campo por culpa del Parque Natural de Sierra Nevada porque los aburre y no les deja trabajar la tierra como se venía haciendo desde tiempos inmemoriales, y eso es lamentable porque el citado parque se preocupa más por la sierra, que lo veo bien hasta cierto punto, que por la gente del campo que desea seguir viviendo en su tierra apegado a la tierra para ganarse el sustento con mucho sudor, sacrificio y trabajo”.

Fuente ideal.es


Deja un comentario




*

Esta web utiliza cookies. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies? Aceptar