lunes, 16 de julio de 2018

La bailaora y profesora de flamenco Carmen Pladevall enseña su arte en la Alpujarra y Granada

Desde hace 38 años esta gran artista catalana, que ha actuado con gran éxito dentro y fuera de España, tiene fijada su residencia en la localidad de Mecina Bombarón

‘Soleá’, ‘sevillanas’, ‘bulerías’, ‘alegrías’, ‘sevillanas’, ‘fandango’… Arte mucho arte. En la Alpujarra aquellos interesados en iniciarse en el arte del baile flamenco, tienen la oportunidad de hacerlo con la gran bailaora Carmen Pladevall, nacida en Barcelona y residente en Mecina Bombarón desde hace 38 años. Esta bailaora, que ha actuada dentro y fuera de España, da clases los lunes en Trevélez, los martes en Mecina Bombarón (en un salón cedido por el Ayuntamiento de Alpujarra de la Sierra), los miércoles en Cádiar, los jueves en Bérchules, y algunos viernes en Granada capital. Carmen pone el alma, el corazón, la inteligencia, la espontaneidad y el genio cuando baila.

Carmen Pladevall indicó que <<en la zona de la Alpujarra oriental existe más afición por el baile flamenco que en la zona occidental. Siempre hay gente interesada por aprender a bailar flamenco desde la zona de Trevélez hasta la zona donde resido y alrededores. En la Alpujarra occidental existe menos afición por este arte. Yo aprendí a bailar flamenco en Cádiz, Sevilla, Madrid y Granada. Algunos de mis profesores fueron Milagros Ventura, Ana Cáliz, Carmen Ledesma, entre otros>>, dijo.

El abuelo de Carmen Pladevall, llamado Rafael Ramos, hacía teatro y era muy aficionado al flamenco. También su tío Rafael Ramos fue muy aficionado al flamenco y su hijo una vez acompañó a la guitarra al cantaor José Monje Cruz, conocido artísticamente como Camarón de la Isla. Además, acompañó a La Chana. La artista Carmen Pladevall ha viajado a muchísimos lugares del mundo y ha residido también en Los Pirineos.

Para Carmen Pladevall <<la gente que se dedica al flamenco debe tener ese arranque de genio e ingenio porque de lo contrario el baile se vuelve como cualquier otro baile, muy plano. Según mi punto de vista, la diferencia del flamenco a otros tipos de baile es que hay que combinar la dulzura con el temperamento. Hay que ser temperamental para que el baile flamenco diga algo. Ahora hay mucha escuela y bailaoras jovencitas maravillosas, pero el baile ahora el baile se ha complicado mucho. El baile es ahora muy complicado y no era como antes que era lo que a uno le naciera. Y bajo mi punto de vista, por momentos, le falta algo de ángel y duende al baile de ahora, porque todo está muy estructurado y le falta ese arranque natural en muchos casos>>, terminó diciendo esta bailaora.

A Carmen Pladevall también le encanta cuidar a su familia porque es parte de su vida, el teatro marginal, viajar, el campo, estar en su huerto ecológico, saborear las noches en vela viendo el amanecer en Mecina Bombarón. Reme, esposa del célebre luthier de Mecina Bombarón, Sergio Valverde, es una de las alumnas aventajadas de Carmen Pladevall.

Fuente ideal.es


Deja un comentario




*

Esta web utiliza cookies. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies? Aceptar