sábado, 24 de julio de 2021

Se jubila en Alpujarra de la Sierra uno de los secretarios municipales más longevos de España

En el Hotel Saray de Granada ha recibido el reconocimiento a José Vicente Oliver y el cariño de los empleados públicos y de sus amigos alpujarreños

Ha sido una de las personas de España que más años ha llevado desempeñando el cargo de secretario en un mismo ayuntamiento, nada más y nada menos que 36 abriles. José Vicente Oliver Fernández se convirtió en el secretario de ayuntamiento que más tiempo llevaba en un mismo municipio, ubicado en la comarca de La Alpujarra, llamado Alpujarra de la Sierra. En 1985 José Vicente obtuvo la plaza de secretario en este municipio compuesto por las localidades de Mecina Bombarón, Yegen, El Golco y la aldea de Montenegro, y desde entonces y hasta la pasada semana ha ejercido su cometido con gran profesionalidad en este lugar.

En el Hotel Saray Granada ha recibido el reconocimiento y el cariño de los empleados públicos de Alpujarra de la Sierra, de la alcaldesa de Juviles, María Lourdes Molina, el secretario del Ayuntamiento de Torvizcón, José Luis Parra y otras personas. El jefe de cocina del hotel, José Miguel Magín, uno de los más prestigiosos de España, nacido en Mecina Bombarón, preparó un almuerzo especial que gustó mucho. El alcalde de Alpujarra de la Sierra y médico de familia, José Antonio Gómez, agradeció el trabajo «impecable que ha realizado como secretario municipal durante 36 años en Alpujarra de la Sierra nuestro amigo José Vicente Oliver». También recibió aplausos y felicitaciones su señora, Ana Maria, «por lo mucho que ha hecho en la Asociación de Mujeres, en la iglesia y en fomentar la cultura del municipio».

Vicente Oliver llevó acumulados hace años los municipios alpujarreños de Murtas y Válor. Desde hace años ha sido también el secretario del Ayuntamiento del municipio alpujarreño de Juviles. Y por si fuera poco, ha sido hasta hace varios años interventor de la Mancomunidad de Municipios de la Alpujarra Granadina.

José Vicente Oliver, hijo de don Juan el maestro de escuela, nació en Zújar en 1955. Oliver cursó sus estudios en Atarfe y Granada capital, en el Padre Suárez. Realizó el servicio militar en Madrid. En 1979 terminó la carrera de Derecho. En 1999 la Cora Alpujarreña, presidida por José Antonio Jiménez Tovar (ya fallecido) y compuesta por más de 3.000 socios, lo nombró ‘Alpujarreño del Año’ en un solemne acto celebrado en uno de los salones del Hotel Velázquez de Madrid. Oliver ha recibido otros premios y homenajes en Granada capital y otros lugares.

José Vicente recuerda cuando se enteró en 1985 de que el puesto de secretario en Alpujarra de la Sierra estaba vacante. «Yo opté por ocuparlo sin conocer el municipio ni la comarca de La Alpujarra. Eso no me importaba mucho. A mí lo que me ilusionaba era empezar a trabajar donde fuese y aquí vine y aquí seguí trabajando hasta hace unos días, en la Casa Consistorial situada en Mecina Bombarón», ha indica.

Cuando José Vicente comenzó a trabajar de secretario e interventor se encontraba soltero. «Recuerdo que ganaba al mes 70.000 pesetas de las de antes, y me hospedaba en la fonda del amigo Benigno (ya fallecido). En 1986 contraje matrimonio en Granada capital con Ana María Martínez Delgado, y fruto de nuestra unión nació en 1988 nuestra querida hija Ana. Nuestro primer lugar de residencia estuvo ubicado en la calle San Antonio, cerca del Ayuntamiento. La gente desde el principio, como es muy buena y hospitalaria, se portó muy bien con nosotros. Yo he conocido como alcalde a Antonio Vargas, Rafael Fernández y Manuel Martín. Desde hace años el alcalde es José Antonio Gómez», ha manifestado.

José Vicente Oliver, discípulo e íntimo amigo del secretario Fresneda (ya fallecido) ha ayudado a mucha gente a resolver problemas de todo tipo. Este gran secretario recuerda cuando comenzó a trabajar en la antigua Casa Consistorial de Mecina Bombarón que se encontraba en otro lugar. «Aquel edificio era muy penoso y pobre. Carecía de servicios y calefacción. Tenía una caja de caudales, que todavía se conserva, que se abría con las tres llaves de los tres claveros que eran el alcalde, el secretario y el tesorero. Ahora los ayuntamientos no se parecen en nada a los de antes. Antes, mi amigo Fernando ‘El Alguacil’ (ya fallecido) tocaba la corneta antes de leer en voz alta por las calles los bandos del alcalde», recuerda.

Oliver Fernández recuerda también cuando el Ayuntamiento de Alpujarra de la Sierra adquirió la primera fotocopiadora. «La colocamos en una habitación y enseguida pasó una cosa muy curiosa. Resulta que vino una mujer con su niña porque tenía que hacer una fotocopia. Esta mujer trajo a su hija muy arregladita. Entonces, cuando ella se puso al lado de la máquina le preguntó al auxiliar por donde había que meter a su hija para hacerle la foto para la tarjeta de identidad. Y cuando el auxiliar le explicó lo que hacía aquella extraña máquina todos nos partimos de risa»,, terminó diciendo.

José Vicente Oliver Fernández ha demostrado ser desde el primer día que pisó La Alpujarra un gran hombre, un gran marido, un gran padre y un secretario de ayuntamiento excepcional. Este secretario es bueno, listo, honrado, trabajador y cercano. Oliver se ha preocupado siempre por el municipio que lo acogió hace 36 años. Su señora Ana María e siempre ha estado dispuesta a fomentar las asociaciones, los eventos culturales… y ayudar a sus semejantes, principalmente, a los más necesitados.


Deja un comentario




*

Esta web utiliza cookies. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies? Aceptar