domingo, 18 de febrero de 2018

Fiesta de la Matanza 2011: El sabor tradicional

Morcilla, chicharrones, manteca, longaniza, carne en adobo, lomo a la sal, jamón o panceta evidencian que del cerdo se aprovecha “hasta los andares”

Con la temporada invernal llamando a la puerta llega una de las prácticas más populares de las zonas rurales y pueblos pequeños. Es la matanza, una actividad que se celebra exclusivamente entre los meses de diciembre y febrero, que poco a poco se está perdiendo con el paso de los años pero que, con la crisis, también está volviendo a tener fuerza, ya que “es más barato seguir con esta tradición familiar que salir a comprar carne al mercado”.

En la Alpujarra es muy común encontrarse todavía en gran parte de la veintena de municipios con una de estas tradicionales matanzas. Amalia Ruiz, concejal de Cultura en Mecina Bombarón, cuenta que “antes de ponerse manos a la obra es imprescindible un vaso de anís acompañado de un polvorón para calentar motores”. El sacrificio del animal se realiza de madrugada y durante la ceremonia no faltan los pestiños, mantecados, roscos y anís. O también otros productos menos dulces como la ensalada de col o quienes se atreven con los ricos chuletones de cochino a la brasa.

Morcilla, chicharrones, pringue, manteca, longaniza, carne en adobo, lomo a la sal, jamón, panceta, hoja de tocino, etc… evidencian que del cerdo se aprovecha “hasta los andares”. En cuanto a la normativa legal, dice Amalia, “es verdad que se exigen altos controles, aunque en zonas como la Alpujarra suelen ser menos exigentes debido al maravilloso entorno natural en el que se crían los marranos”.

Antiguamente, en cada casa se mataban dos o tres cerdos como mínimo, de esta forma se tenía la despensa llena durante gran parte del año. Para los días de la matanza se reúne toda la familia, vecinos y amigos. Todos colaboran para el ritual que comienza un par de días antes de la matanza.

En Alpujarra de la Sierra, la VI Fiesta de la Matanza se ha celebrado este fin de semana por todo lo alto, con la realización de exposiciones y stand de productos derivados del cerdo, así como la gastronomía tradicional con degustación y donde tampoco han faltada las veladas musicales para amenizar la jornada. El alcalde de la localidad, José Antonio Gómez, añade que “en estos tiempos tenemos que seguir recuperando nuestras tradiciones que son las que nos hacen auténticos. La gente ha disfrutado de lo lindo”.

En otro municipio, en Busquístar, tampoco han querido ser menos y este sábado también han celebrado a lo grande su Feria de la Matanza. María José Jiménez, la concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Busquístar, asegura que “la intención es la de recuperar las tradiciones alpujarreñas ya antiguas que desgraciadamente en esta época poco se dan”. Durante toda la jornada del sábado se celebraron diferentes actos, desde la tradicional matanza, hasta la muestra de elaboración de embutidos, tapeo con vino y cerveza para los asistentes y cocina típica de la matanza. Una jornada en la que además se enseño a los asistentes a preparar la masa de morcilla y echarles los condimentos.

Otras localidades alpujarreñas, como Pampaneira, Carataunas, Cádiar, Trevélez, Almegíjar, Valor, Murtas, Turón y Ugíjar, entre otras, celebran también durante estos días la tradicional fiesta de la matanza.

Fuente:Granadahoy


Los comentarios están cerrados.
Esta web utiliza cookies. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies? Aceptar