miércoles, 15 de agosto de 2018

LOS ‘TESOROS’ DE ‘EL MAZORCO’

Un vecino de la Alpujarra dedicado a la construcción ha conseguido atesorar durante décadas un gran número de piezas antiguas del hogar y la labranza que iban a ser tiradas a la basura

José Antonio García ‘El Mazorco’ al lado de algunas de las cosas que atesora el enorme patio de su casa.

Uno de los vecinos de la localidad alpujarreña de Mecina Bombarón, José Antonio García Murcia, más conocido en su terruño por ‘El Mazorco’, de 41 años de edad, se dedica a la construcción y restauración de edificios y parte de su tiempo libre lo emplea desde hace muchos años en ampliar su interesante colección de piezas antiguas del hogar, la labranza y la ganadería, principalmente, conseguidas antes de que sus dueños las tirasen a la basura.

‘El Mazorco’ también elabora con mucho primor y esmero tarabitas de madera para las sogas de los cinchos que amarran las cargas de las bestias, tornillos de madera para amarrar los cerdos y no se líe la cuerda, etcétera. Además, ‘El Mazorco’ atesora orzas y lebrillos centenarios, calderas, trillos, llaves del año de la pera, azadones de pico, hachas, trébedes de forja, un yunque y una guadaña, un cepo para pillar zorros, cepillos de carpintero, mazas para el esparto, piezas antiguas de los postes de la luz, etcétera.

También, posee José Antonio ‘El Mazorco’ sierras y serruchos, carruchas, pesos y romanas, lebrillos y fuentes, arados, cántaros, camales de madera para la matanza del cerdo, bozales de alambre, etcétera. Asimismo ‘El Mazorco’ tiene en su huerto gallinas sedosas que en vez de plumaje poseen pelo, gallinas grandes y enanas, gallos, perdices, entre ellas una albina, canarios, pájaros ‘diamantes’ tropicales, ninfas, periquitos, faisanes, pavos reales, palomas, codornices, un pato, varios perros, uno de ellos llamado ‘Mazorco’ como el sobrenombre de su dueño, y otras cosas.

José Antonio ‘El Mazorco’, hijo de un matrimonio muy querido y respetado en el pueblo: Miguel y Amalia, comenzó a coleccionar piezas antiguas a corta edad. Cuando sabía que algún vecino se iba a desprender de una orza, romana, lebrillo, etcétera, él iba a recoger el objeto para llevarlo a su casa. Años más tarde, cuando comenzó a reformar viviendas se hizo de muchas cosas, algunos centenarias, al conocer que sus propietarios las iban a tirar a la basura. También ‘El Mazorco’ dedica parte de su tiempo libre a cosechar productos de la huerta para el gasto de la casa.

Fuente ideal.es


Los comentarios están cerrados.
Esta web utiliza cookies. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies? Aceptar