jueves, 24 de mayo de 2018

El alcalde de Alpujarra de la Sierra toma las riendas de la Mancomunidad de la Alpujarra

Comisión Gobierno MancomunidadTras los resultados obtenidos en las pasadas elecciones municipales el panorama del gobierno de la Mancomunidad de Municipios de la Alpujarra granadina estaba bastante claro. El PSOE con 31 vocales y una mayoría holgada, frente a los 22 del PP, y un vocal de las formaciones de IU y Ganemos Alpujarra, vuelve a coger el mando del ente comarcal tras una legislatura de gobierno del PP. El jueves se celebró el pleno de constitución y el alcalde socialista de Alpujarra de la Sierra, José Antonio Gómez, fue investido presidente con 31 votos a favor. En su discurso señaló que “mi tarea es conseguir para la Alpujarra todas las mejoras posibles como comarca, sin olvidar nunca que lo que sea bueno para la Alpujarra también debe ser bueno para sus pueblos”.

Asimismo se ha marcado como uno de los principales objetivos “el desarrollo integral de la comarca”. La ordenación del territorio, un marco de actuación medioambiental y un mayor consenso por la Alpujarra de cara al proceso de declaración de la comarca a Patrimonio de la Humanidad, forman parte de las prioridades para el nuevo mandato. Además se eligieron las cuatro vicepresidencias que estarán ocupadas por los socialistas, Mari Carmen Arenas, concejal de Órgiva; Raúl Ruiz, de Lanjarón y Ángel Pérez, alcalde de Pampaneira; y por el PP el alcalde de Cádiar y ex presidente de la Mancomunidad, José Javier Martín.

La Mancomunidad de la Alpujarra defiende la “legalidad absoluta” de la elección de su Consejo de Dirección

0001940093_560x560_jpg000La Mancomunidad de municipios de la Alpujarra granadina ha defendido que la elección de su Consejo de Dirección, en el pleno de constitución del pasado jueves día 15, se realizó “rigurosamente como marcan los estatutos” y “en el marco de la legalidad absoluta”.

La Mancomunidad ha salido así al paso de las declaraciones realizadas este sábado por la diputada provincial del PP Carmen Lidia Reyes, quien en una nota criticó el “pucherazo impuesto”, a su juicio, por los socialistas en la constitución de dicha institución, después de que “hayan dejado fuera del Consejo de Dirección a los partidos minoritarios que obtuvieron representación en las pasadas elecciones municipales”.

En otro comunicado, la Mancomunidad ha calificado de “extremadamente graves las acusaciones de pucherazo” de la diputada ‘popular’, de la que ha criticado su “interés partidista”, y la ha culpado de “aprovechar la constitución democrática de la Mancomunidad, de manera tendenciosa e intencionada”, para “desprestigiar a la Comisión de Gobierno, en la que democráticamente el Partido Popular está representado”, según subraya.

“Con estas actuaciones insultan a todos los alpujarreños y desprestigian una institución referente para la comarca”, asegura la Mancomunidad, que incide en que las declaraciones de la diputada del PP “faltan a la verdad, mintiendo a sabiendas con el fin de desprestigiar una institución, en vez de trabajar en positivo colaborando con la nueva Comisión de Gobierno de la Mancomunidad, en la que democráticamente están representados los vocales que más votos obtuvieron democráticamente, cumpliendo los estatutos”.

Según añade la Mancomunidad, los representantes de las vicepresidencias “fueron votados democráticamente en urna cerrada, con votos libre y secreto”, por lo que desde la administración exigen una “rectificación inmediata” de la diputada del PP, que “debe preocuparse por garantizar la pluralidad y transparencia en su Ayuntamiento –el de Lanjarón (Granada)–, antes de exigir en una rueda de prensa, carente de rigor, que se incumplan los Estatutos de la Mancomunidad”.

En esa línea, apuntan que “su exalcalde, José Rubio, está condenado por alterar el censo electoral en una legislatura dónde ella fue teniente de alcalde”, y aseveran desde la Mancomunidad que “utilizar una institución de cara a las elecciones generales y a la promoción personal y política de una diputada es una actitud que necesita de un reproche ético y moral del PP”.

Pese a que el PP “no ha dado ni un margen de 100 días para poder criticar ninguna acción de gobierno”, el presidente de la Mancomunidad de Municipios, José Antonio Gómez, “se compromete a alcanzar y buscar acuerdos y consensos en beneficio de la Alpujarra, siempre desde la lealtad a las instituciones, el respeto a los partidos políticos que componen la Mancomunidad y los que no, y cumpliendo rigurosamente la normativa”.

Según la Mancomunidad, “prueba del entendimiento y ganas de trabajar por la comarca en esta nueva etapa es la fotografía posterior a la constitución de la Mancomunidad en la que el presidente, José Antonio Gómez Gómez, y los cuatro vicepresidentes –también del Partido Popular– posan juntos como inicio de un proyecto común en el que tendrán cabida toda la ciudadanía de la comarca, de todas las sensibilidades políticas y sociales, todos los partidos políticos y colectivos de la comarca”.

Finalmente, se subraya en el comunicado que la Mancomunidad es “una institución al servicio de los ciudadanos, y no un cortijo donde ni el Partido Popular ni ningún partido se reparta cargos”. En esa línea, apostillan que “ningún representante de la Comisión de Gobierno obtiene remuneración económica y realizan el desempeño de sus funciones desde la responsabilidad y el compromiso con la comarca y sus habitantes”.

La Mancomunidad de Municipios de la Alpujarra Granadina afirma que trabajarán desde el consenso.

La Comisión de Gobierno de la Mancomunidad de Municipios de la Alpujarra Granadina, quiere poner de manifiesto el “buen ambiente y buena disposición para trabajar desde el consenso” tras el pleno, entre los representantes votados en urna de forma libre y secreta.

Ante las declaraciones de la Diputada Popular Carmen Lidia Reyes, la Mancomunidad de Municipios de la Alpujarra Granadina quiere manifestar:

1.- La diputada provincial del PP, Carmen Lidia Reyes, ha realizado unas declaraciones demagógicas, desde su interés partidista, dando una muestra de cinísmo y una falta de responsabilidad hacia la población de la Alpujarra, despreciando los estatutos de la Mancomunidad de Municipios de la Alpujarra Granadina aprobados democráticamente.

2.- Es inaceptable el lenguaje insultante y peyorativo que utiliza para referirse a la Constitución de la Mancomunidad y la elección del Consejo de Dirección que se hizo rigurosamente como marcan los estatutos, actuando en el marco de la legalidad absoluta.

3.- Las acusaciones de pucherazo son extremadamente graves, aprovechando la diputada popular la constitución democrática de la Mancomunidad, de manera tendenciosa e intencionada, a desprestigiar a la Comisión de Gobierno en la que recordamos que democráticamente el Partido Popular está representado. Con estas actuaciones insultan a todos los alpujarreños y alpujarreñas y desprestigian una institución referente para la Comarca.

4.- La diputada Carmen Lidia Reyes sabe perfectamente que es absolutamente falso que se haya producido un “pucherazo” en la elección de la Comisión de Gobierno de la Mancomunidad. Además de diputada, es concejala del Ayuntamiento de Lanjarón desde hace más de veinte años y vocal experimentada en la Mancomunidad, por lo que conoce los Estatutos.

5.- Las declaraciones de la diputada faltan a la verdad, mintiendo a sabiendas con el fin de desprestigiar una institución, en vez de trabajar en positivo colaborando con la nueva comisión de gobierno de la Mancomunidad, en la que democráticamente están representados los vocales que más votos obtuvieron democráticamente, cumpliendo los estatutos.

6.- Los representantes de las Vicepresidencias de la Mancomunidad fueron votados democráticamente en urna cerrada, con votos libre y secreto, como establecen los estatutos, por lo que la acusación de “pucherazo” es gravísima, y se pide la rectificación inmediata de la diputada.

7.- La Diputada Carmen Lidia, debe preocuparse por garantizar la pluralidad y transparencia en su Ayuntamiento, antes de exigir en una rueda de prensa, carente de rigor que se incumplan los Estatutos de la Mancomunidad.

8.- Acusar de “pucherazo” es lo más grave que en democracia se puede hacer a una institución. Recordamos a la Diputada que su exalcalde, José Rubio, está condenado por alterar el Censo electoral, en una legislatura dónde ella fue Teniente de Alcalde. Los casos de “pucherazo” se solucionan en los tribunales y no en acusaciones carentes de fundamento.

9.- Utilizar una institución de cara a las elecciones generales y a la promoción personal y política de una diputada es una actitud que necesita de un reproche ético y moral del Partido Popular.

10.- El partido popular No ha dado ni un margen de 100 días para poder criticar ninguna acción de gobierno. Aprovecha todo momento para romper la voluntad de consensos, acuerdos y entendimientos.

11.- Pese a todo ello, el Presidente de la Mancomunidad de Municipios se compromete a alcanzar y buscar acuerdos y consensos en beneficio de la Alpujarra, siempre desde la lealtad a las instituciones, el respeto a los partidos políticos que componen la Mancomunidad de Municipios y los que no –porque también sus preocupaciones serán tenidas en cuenta-, y cumpliendo rigurosamente la normativa, lo que parece que a la diputada no le gusta.

12.- Los representantes de la Comisión de Gobierno, electos democráticamente demostran una clara vocación de servicio público, ofreciendo su máxima profesionalidad y buen hacer al desarrollo sostenible de la comarca.

13.- Prueba del entendimiento y ganas de trabajar por la comarca en esta nueva etapa es la fotografía posterior a la Constitución de la Mancomunidad en la que el presidente, José Antonio Gómez Gómez y los cuatro vicepresidentes (también del Partido Popular) posan juntos como inicio de un proyecto común en el que tendrán cabida toda la ciudadanía de la comarca, de todas las sensibilidades políticas y sociales, todos los partidos políticos y colectivos de la Comarca.

14.- Finalmente se recuerda que la Mancomunidad es una institución al servicio de los ciudadanos, y no un “cortijo” donde ni el Partido Popular ni ningún partido se reparta cargos. Ningún representante de la Comisión de Gobierno obtiene remuneración económica y realizan el desempeño de sus funciones desde la responsabilidad y el compromiso con la comarca y sus habitantes, por lo que una diputada ni debe justificar su sueldo de la Diputación de Granada con acusaciones tan graves y carentes de rigor.

15.- El espíritu de consenso y entendimiento es la hoja de ruta que se marcan estos cuatro años, en la gestión de la Mancomunidad de municipios. En este nuevo tiempo todos y todas, sin excepción, tienen cabida en un proyecto en el que siempre primará el interés general, por encima de partidismo o intereses personales.


Los comentarios están cerrados.
Esta web utiliza cookies. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies? Aceptar