martes, 16 de octubre de 2018

Entrevista a Fernando Reinoso, hijo Predilecto de Mecina Bombarón

Fernando Reinoso, neurólogo de prestigio internacional e Hijo Predilecto de Mecina Bombarón

Profesor Fernando Reinoso

Fernando Reinoso

Puede ser que los más jóvenes del pueblo no lo conozcan, pero Mecina Bombarón tiene en él uno de sus hijos más ilustres. Fernando Reinoso Suárez, neurólogo, “un gigante de la investigación” según el periódico IDEAL, nació en Mecina en 1927. El investigador concedió una entrevista al mencionado periódico granadino el pasado domingo, 12 de febrero, en la que recordaba, entre otras anécdotas, que, en su infancia, había un día y medio de camino entre el pueblo y Órgiva.

Como recordaba el periodista Manuel Pedreira en la entrevista realizada en Madrid, donde reside el neurólogo mecinero, Fernando Reinoso fue doctor con 23 años, catedrático en Salamanca con treinta, decano de Medicina de la Universidad de Navarra, e impulsor de la investigación neurocientífica en la Autónoma de Madrid, así como referencia mundial en su campo.

Nunca, en sus ochenta y cinco años –que cumple el próximo 17 de marzo-, ha olvidado el lugar donde nació, y ha confesado que los dos momentos más emotivos de su vida han sido el doctorado Honoris Causa por la Universidad de Granada, y su nombramiento como Hijo Predilecto de Mecina Bombarón, de donde se vio obligado a huir una noche de agosto de 1936 a Granada, donde estudió y conoció a su mujer. Con ella, con María Luisa, ha tenido diez hijos –en verano esperan su nieto número 42-.

En la entrevista concedida el domingo a IDEAL, recuerda que su padre, Francisco Reinoso, “estudioso, trabajador y muy cariñoso”, era el médico del pueblo hace ochenta años, cuando se tardaba un día y medio en ir a Órgiva. “La primera alsina se estrenó cuando yo tenía siete años. Entonces fui a Granada por primera vez”, rememora.

“Mi padre, además de Mecina, era médico de Yegen, Yátor y Jorairátar, pueblos que recorría a caballo. Vivir en un lugar con un horizonte tan amplio y maravilloso me imprimió carácter para muchas cosas. El maestro, don José, nos subía a la parte alta del pueblo desde donde en los días claros se podía atisbar África al fondo y pasar los trasatlánticos por el Mediterráneo”, comenta.

De la guerra civil, recuerda que llegó a Granada el 6 de agosto de 1936, “en unas circunstancias muy dramáticas tras una huída de noche”, y el consejo que le dio su padre: “Olvida todo el mal que te hayan hecho y piensa en ser amigo de todo el mundo, del color que sea, y trabaja para hacer una España donde no vuelva a pasar algo así.” Después, al terminar el Bachillerato, la segunda guerra mundial le impidió estudiar en el extranjero. Su padre le regaló las obras de Ramón y Cajal y leyéndolas se enamoró del sistema nervioso, según sus propias palabras.

Para terminar la entrevista, afirma que, de haberse quedado en Granada, estaría haciendo lo mismo que hace, “solo que, como dice mi mujer, Granada es mucho más bonita que Madrid”.

Vídeo de la entrevista facilitado por el ideal

El neurólogo Fernando Reinoso, a punto de conocer a su nieto número 42, sigue impartiendo clases y publicando a nivel internacional



1 comentario

  1. Comments  Dolores Reinoso Fernandez en Facebook   |  domingo, 19 febrero 2012 en 19:48

    todos lo mecineros estamos orgullosos de este ilustre neurologo pienso que somos familia yo soi Reinoso y soi nacida en mecina

Esta web utiliza cookies. Si sigue navegando, se entiende que acepta las condiciones de uso. ¿Que es esto de las cookies? Aceptar